domingo, 1 de abril de 2012

Timidez


   Has progresado mucho desde tu primera consulta. ¿La recuerdas? Estuviste toda la hora escondido detrás del perchero.
     La recuerdo, doctor – contestó él con una voz apenas audible.
    Éste es el momento de dar un paso más. Quiero que acudas a un lugar repleto de gente y trates de conocer al mayor número posible de personas.
      Pero doctor…– comenzó a musitar él.
      No me repliques. Es por tu bien.


Asintió con la cabeza por toda respuesta, finalmente, quería dejar atrás de una vez por todas su extrema timidez.

Al día siguiente, los telediarios de todas las cadenas nacionales retransmitían la noticia:

“Loco lleva una silla plegable al museo del Prado, se sienta frente a Las Meninas y se dedica a saludar a cuantos se paran frente al famoso cuadro.  El hombre, que ha sido desalojado por responsables de seguridad de la pinacoteca,  ha estrechado las manos de todos los curiosos que se acercaban.”


"La familia de Felipe IV", popularmente conocida como "Las Meninas", Velázquez, 1656




18 comentarios:

  1. que arte tienes!!= ) BeSoTeS

    ResponderEliminar
  2. Quizás al salir del perchero se colocó un sombrero, ese que al fin ocultó su timidez.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Artística forma de superar la timidez. Delante de una obra de arte se supera cualquier cosa!!

    BEsos

    ResponderEliminar
  4. Hola, concisas y precisas letras desnudan a golpe de talento la germinal belleza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com.es/
    gracias, buen día, besos en verso..

    ResponderEliminar
  5. Ja ja ja, mi hija es asi ja ja ja.


    Besazos enormes

    ResponderEliminar
  6. Jajajajaja!!

    un beso y me alegro de volver a estar por este mundito:)

    ResponderEliminar
  7. ¡Terapia superada! Ahora a ver quien lo frena....


    besos

    ResponderEliminar
  8. Me gusta. Fue una forma preciosa de enfrentar a sus fantasmas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. :)

    el problema de los locos es que, a veces, deciden intentar curarse, y ahí vienen todos sus problemas..

    ResponderEliminar
  10. Es complicado, eso de ser tímido...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Pasó del negro al blanco en un momento jajajaja. La verdad que no podría haber acudido a un sitio mejor.

    Me gustó y me hizo sonreír este relato.

    Un saludo.

    Oski.

    ResponderEliminar
  12. Qué genial te ha quedado la historia.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me gusta la forma en que ha vencido las barreras...con mucho Arte! Un abrazo Lucía.

    ResponderEliminar
  14. Hola muy buenas, me gustaría contactar contigo para intercambiar información e intereses. Te invito a visitar mi web y conocer mis servicios gratis, ponte en contacto conmigo a través de la web y te enseñaré, entre otras cosas, como quitar la barra del blogspot, tu propio dominio gratis, proteger tu información, también ofrecer a tus visitantes la oportunidad de ganar gratis sin sorteos y llevarte tu ingreso sin costes.

    en espera de noticias suyas
    saludos y hasta pronto
    http://portalecoahorro.blogspot.com

    PD: Elimina este mensaje en cuanto lo leas si te decides a visitarme, sino por favor, déjalo que seguro que a alguien le ayudara, si lo deseas.
    Disculpa la molestia y Gracias
    Espero verte pronto

    ResponderEliminar
  15. ¡A pero que lindo! Gracias por tanta belleza. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. nadie puede saber quien está loco, ¿no?. me ha gustado!

    ResponderEliminar
  17. Hola Lucía, que bueno fue hacerme un momento para pasar por tu sitio, extrañaba la belleza de tus textos. Que cosa tan tierna es este cuento, me gustó mucho. Besazo!

    ResponderEliminar